OPINIÓN – Las limitaciones de FIFA 13 tras 300 horas de juego

fifa13op_4

No ha pasado mucho tiempo desde que realicé el análisis de FIFA 13 en este mismo blog. La impresión que tenía por aquel entonces era que estábamos, muy probablemente, ante el mejor juego de fútbol jamás lanzado, opinión  que reafirmo tras haber superado la barrera de las 300 horas jugadas, en su mayoría en el modo Temporadas. No obstante, y a pesar de los grandes momentos de diversión que me ha dado, y va a seguir dando porque sigo enganchado a él como el primer día, sí que me gustaría dejar claro que la saga FIFA tiene aún muchas cosas por depurar. He leído en muchas webs especializadas que EA Sports había encontrado techo en esta generación, y que salvo mejores muy puntuales en el apartado técnico, poco más se podía mejorar. Estoy totalmente en desacuerdo con esta afirmación, ya que todos aquellos que jugamos a diario con FIFA 13 nos encontramos con errores, algunos de bastante calado, que podrían ser solucionados sin necesidad de pasar de generación. Son fallos que nada tienen que ver con la capacidad técnica de las máquinas actuales, sino más bien con el trabajo de depuración por parte de los desarrolladores. A continuación iré comentando alguno de ellos. Sigue leyendo

ANÁLISIS – FIFA 13

GÉNERO: Simulador deportivo
DESARROLLADORA: EA Sports
DISTRIBUIDORA: Electronic Arts
VERSIONES: PC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO: 27.09.2012
VERSIÓN ANALIZADA: PC

EL FÚTBOL VIRTUAL SE HUMANIZA

FIFA 13 no ha nacido como una revolución o un gran salto adelante de la saga, de eso ya se encargó FIFA 12 y su fabuloso sistema de defensa táctica, sin el cual ahora mismo me parece imposible concebir un simulador de fútbol como tal. La mejora fue tan evidente, tan demoledora si cabe, que FIFA 13 lo tenía muy difícil para experimentar un salto de tal calibre. Sabedores de ello, en las oficinas de EA Sports se han decidido a perfeccionar una fórmula ya exitosa con unas sutiles, pero importantes novedades, que terminan redondeando un producto excelente. La obsesión por el realismo vuelve a ser la tónica en esta entrega, y ello queda patente en cuanto el balón echa a rodar sobre el césped.

Porque sí, FIFA 13 vuelve a poner sobre el cartel un montón de nuevas opciones de juego y bases de datos inmensas actualizadas al detalle, pero lo realmente importante en esta nueva entrega es que el fútbol se ha “humanizado”. En FIFA 13 se ha intentado prescindir de esa sensación casi robótica que impregna a muchos juegos de fútbol, donde nuestras órdenes se ejecutan con total perfección. Lejos quedan aquellos partidos donde los jugadores realizaban pases imposibles y controlaban balones inalcanzables, ahora hay una variable más en la ecuación, una “x” capaz de evolucionar la experiencia de juego y no es otra que la imprevisibilidad. Un pase muy fuerte puede propiciar un mal control, un césped encharcado puede ser el peor aliado para la estabilidad de los jugadores, o un tiro fácil puede irse al limbo porque el balón se ha quedado unos centímetros atrás a la hora del golpeo. Son situaciones cotidianas en el fútbol real que pocas veces, por no decir nunca, han sido recreadas con tal detalle en un videojuego, y es un aspecto que encumbra al género a una nueva dimensión.

Sigue leyendo