ANÁLISIS – Shelter

sheltercoverGÉNERO: Supervivencia
DESARROLLADORA:
Might and Delight
DISTRIBUIDORA:
Might and Delight
VERSIONES:
PC, MAC OS
FECHA DE LANZAMIENTO:
28.08.2013
VERSIÓN ANALIZADA:
PC

AMOR DE MADRE

Seguramente a lo largo de tu vida como jugador habrás tenido que asumir todo tipo de roles y encargos, muchos de ellos indispensables para salvar a la Humanidad de la típica raza Alien que viene a tocarnos las pelotas. Pero pocas, muy pocas veces vas a tener la oportunidad de protagonizar una experiencia como la que propone Shelter: ser una madre tejón cuidando de sus cachorritos en mitad de la naturaleza. Dicho así suena muy “mono”, pero esa naturaleza también tiene su lado salvaje y oscuro, la búsqueda de alimento, la huida del depredador, la supervivencia en estado puro. Might and Delight, estudio ya conocido por su gran trabajo en PID, ha optado por crear una experiencia sencilla y amigable muy alejada del concepto de juego normal, y que apuesta por un peculiar viaje en el que has de proteger a tus cinco crías de los peligros de la naturaleza. ¿Conseguirás que todas sobrevivan? ¿O tendrás que dejar a alguna en el camino?

shelter1

En Shelter no hay un interfaz en pantalla que te diga cuanta vida tiene tu tejón, ni el estado de salud de las crías, ni siquiera un mapa que indique donde está la comida. Todo es mucho más orgánico y directo, estás solo con tu descendencia en mitad del bosque a merced de los elementos y de los posibles depredadores. ¿Cual es entonces el objetivo final de Shelter? Sobrevivir, alimentar y cuidar de tus crías a lo largo de cinco actos en los cuales te enfrentarás a situaciones adversas que cualquier animal salvaje se encontraría en su día a día, desde la oscuridad de la madriguera, pasando por el acecho de los depredadores de la noche, e incluso esquivando las llamas de un bosque incendiado.

shelter3Sin embargo este prometedor punto de partida queda algo deslucido en cuanto nos ponemos manos a la obra, ya que ni la profundidad es tanta, ni hay tanto de lo que esconderse. La búsqueda de alimento parece, a priori, un aspecto fundamental para mantener con vida a tu crías, pero la realidad es que puedes pasarte gran parte del juego sin recoger nada de comida sin apenas consecuencias. El resto de preocupaciones queda a merced de los depredadores que hay a nuestro alrededor, que si un zorro en la noche, que si un pájaro acechando en un par de puntos del mapa, y poco más. El entorno en sí también es una amenaza para nuestras crías, y hay que estar muy pendientes de ellas a la hora de cruzar un riachuelo, que no se alejen mucho de ti durante la noche, o que no acaben devoradas por las llamas en un intenso fuego, provocado a saber por quien.

No hay mucho más que hacer, de hecho a veces se siente como uno de esos juegos que se hacen llamar “first person walkers” -en este caso third person- porque realmente puede resultar una experiencia algo pasiva salvo en momentos puntuales. Una vez acabada la experiencia principal de apenas un par de horas de duración, puedes probar el modo Nurture, una especie de apuesta experimental que no está restringida a los cinco actos de la aventura principal, sino que está dividida en días. Este modo tiene la peculiaridad de transcurrir en cierto sentido en tiempo real, es decir, si hoy juegas un día en la vida del tejón y pasas tres días sin tocar el juego, cuando vuelvas puede que tus crías hayan muerto de inanición. Un modo curioso, cuanto menos, y que extiende la duración del título a niveles más aceptables.

shelter2

A pesar de la inclusión de este modo, sigue habiendo bastantes momentos contemplativos, de esos de caminar por el escenario con poca cosa que hacer salvo vigilar que tus crías te sigan. Además el entorno gráfico tampoco ayuda en entusiasmarnos en exceso. Might and Delight ha optado por un estilo visual que no intenta camuflar los polígonos, sino más bien todo lo contrario. No hay vergüenza en enseñar un árbol tosco con tres polígonos mal contados y cubierto de un par de texturas simples, ya que forma parte del diseño artístico que han querido imprimirle. La piezas que componen la banda sonora están más elaboradas que el apartado visual, y dan un toque bastante personal a un conjunto que unos amarán y otros lo odiarán, pero que no deja indiferente a nadie.

Realmente todo el encanto del juego depende de cuanto te involucres con tus crías, de cuantas consigas salvar en el día a día, y sobre todo de cuanto tiempo le quieras dedicar al modo Nurture. Shelter juega con el sentimiento de pérdida, de no fallar a tu camada, de alimentarla y protegerla lo máximo posible, pero lo que en teoría suena muy bien, en la práctica resulta algo anodino, descafeinado y hasta cierto punto aburrido, o al menos a mi me lo ha parecido. En definitiva, estamos ante un juego muy peculiar no apto para el gran público en general.

LO MEJOR
Una idea de juego diferente.
El modo Nurture ofrece un planteamiento original.

LO PEOR
Realmente hay poco que hacer.

5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s