ANÁLISIS – Just Cause 3

justcause3coverGÉNERO: Sandbox
DESARROLLADORA: Avalanche Studios
DISTRIBUIDORA: Square Enix
VERSIONES: PC, PS4, Xbox One
FECHA DE LANZAMIENTO: 01.12.2015
VERSIÓN ANALIZADA: PC

RIESGO CERO

Hay muchas formas de abordar la continuación de una saga. Unos estudios optan por ofrecer un cambio de género –Resident Evil-, otros por hacer borrón y cuenta nueva –Tomb Raider– y luego están la gran mayoría, los que optan por coger la base ya creada de anteriores entregas y expandirla.  Just Cause 3 es el vivo ejemplo de esta última práctica, ya que propone más de lo mismo pero ampliado y mejorado, lo que da como resultado un producto que debería contentar a los fieles seguidores de la saga, y ya de paso encandilar a los indecisos con unos pocos añadidos y mejoras. Ahora bien, ¿serán suficientes como para justificar una nueva entrega?

justcause3_5

Lo que no cambia en absoluto es su punto de partida. Nuevamente nos toca asumir el rol de Rico Rodríguez, el héroe socarrón protagonista absoluto de la serie, que ha de liberar a un grupo de islas del dictador de turno. Nada nuevo bajo el Sol, y no es el único aspecto que permanece casi invariable desde su primera entrega. Hasta ahora la saga se había caracterizado por ofrecer un punto de locura y desparrame en todas sus vertientes, desde el enorme mapa en el que se desarrolla la acción, que nos obliga a usar todo tipo de vehículos, aviones y helicópteros incluidos, para desplazarnos con cierta rapidez; hasta el exótico inventario de gadgets capitaneado, como no, por el gancho, auténtico símbolo de la saga y con el cual podemos realizar todo tipo de diabluras. Tampoco ha cambiado mucho el nexo de unión del juego, que no es otro que la destrucción masiva de escenarios y construcciones, tanto es así que muchas veces aspectos como el argumento, las misiones, o mismamente el escenario, son meros pretextos para hacer el “cabra”. Just Cause 3 se siente como un juego “muy de Youtube”, tanto para lo bueno como para lo malo.

justcause3_2A decir verdad el desarrollo es prácticamente calcado al de Just Cause 2. La estructura de misiones principales nos exige liberar asentamientos para desbloquear nuevos encargos, por lo que hazte a la idea que pasarás una gran parte del juego recorriendo el mapa y liberando provincias. Dichos asentamientos difieren básicamente en la cantidad y complejidad de los objetivos a destruir, pero vistos tres o cuatro diferentes, todos se parecen mucho entre sí. Suena un poco a “coñazo”, y así se siente una vez cumplidas las primeras horas de alboroto. Para amenizar la reiteración, puedes enfrascarte en todo tipo de desafíos que involucran todo tipo de carreras, explosiones y vuelos, con el objetivo de desbloquear material para tu arsenal. Estos desafíos, que en principio se ven como algo secundario, se convierten en una parte principal del juego si quieres aprovechar todos los nuevos gadgets de Rico, que son una gran parte del aliciente de esta nueva entrega. Sí, puedes ir a terminar la historia “a saco”, pero te perderás una buena porción de las novedades que trae el juego.

justcause3_6De lo que tampoco se libra Just Cause 3 es del síndrome de la abundancia mal entendida. Hay muchos puntos calientes en el mapa con un montón de cosas que hacer, que con el paso del tiempo se hacen repetitivas. Es uno de los grandes problemas del género, la apuesta desmesurada por la cantidad que en muchas ocasiones va en detrimento de otros apartados, y Just Cause 3 no es precisamente una excepción. Afortunadamente estamos ante un juego, en general, divertido. Rico se controla bien y tiene a su disposición un montón de gadjets que convierten cualquier situación en un auténtico desmadre. Hay pocos sandbox que sepan jugar tan bien con ese componente de locura, el poder engancharte a cualquier vehículo que hay en el escenario, y convertir un agradable paseo por una bonita ciudad costera en un auténtico infierno. A esto ayuda la nula IA de todo lo que nos rodea, desde los conductores que transitan por el escenario chocándose entre sí y atropellando a la gente, hasta los helicópteros pilotados por enemigos que son incapaces de esquivar edificios y montañas, provocando destrozos y suicidios masivos poco edificantes, pero igualmente cachondos. Desconozco si este aspecto obedece más a un bug que a una decisión de diseño, pero curiosamente pega con el carácter general del juego.

Donde no hay mucha duda es en el apartado técnico. Just Cause 3 puede resultar un espectáculo visual  cuando aprovechamos todas las posibilidades que nos ofrecen sus vehículos aéreos y nos da por ver las islas desde las alturas. No es un juego que busque el fotorrealismo en ningún caso, simplemente dejar un buen sabor de boca admirando sus paisajes al tiempo que nos deleitamos con sus explosiones.  Esa espectacularidad pierde unos cuantos enteros cuando ponemos pie en tierra, no porque se vea mal -de hecho se ve muy bien-, pero sí que se le aprecian algunas costuras en la recreación de las ciudades -muy parecidas todas ellas- o mismamente en la distancia de dibujo de algunos objetos. No obstante esa combinación de escenarios masivos con explosiones brutales es de lo más efectista, dando como resultado un producto muy aparente, y una evolución más que notable de lo visto en su anterior entrega. El acompañamiento musical es un tanto más discreto, se limita a hacer su papel en un discreto segundo plano, y solo llama la atención un doblaje al castellano bastante notable.

justcause3_4

Just Cause 3 es un juego que aun cogiendo todos los malos vicios que se dan habitualmente en el género, tiene la virtud de resultar divertido. Puede sonar contradictorio, pero muchas veces se siente como un producto triple A por los valores de producción que ofrece -sobre todo en lo técnico- y al mismo tiempo de serie B por ese desarrollo alocado en el que la diversión y el cachondeo quedan muy por encima de cierta coherencia, tanto jugable como narrativa. Puede que este sea el sello que los chicos de Avalanche Studios quieran dar a sus juegos, y aunque hay muchas cosas por mejorar en futuras entregas, lo seguiremos pasandos bien en el camino.

LO MEJOR
Un sandbox en el que prima hacer locuras.
Un escenario enorme y agradable de ver.

LO PEOR
Tener que desbloquear asentamientos para avanzar en la historia.

7/10

Anuncios

Un comentario el “ANÁLISIS – Just Cause 3

  1. Pingback: ANÁLISIS – Grand Theft Auto V | La Abadía del Juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s