ANÁLISIS – Tembo: The Badass Elephant

tembocoverGÉNERO: Plataformas
DESARROLLADORA:
Game Freak
DISTRIBUIDORA:
Sega
VERSIONES:
PC, PS4, Xbox One
FECHA DE LANZAMIENTO:
21.07.2015
VERSIÓN ANALIZADA:
PC

MUY BUENA “CLASE MEDIA”

Viendo las capturas que acompañan este artículo, seguramente pensaréis “otro juego digital de plataformas como tantos hay en el mercado”. Y no os falta razón. Tembo The Badass Elephant es el típico juego sencillo desarrollado con el motor Unity que ofrece un argumento simple -tú solo contra todo un ejército de invasores-, un personaje simpático, bonitos fondos en 2D, y una jugabilidad terriblemente clásica. Puede que sea una compendio de fórmulas muy explotadas, pero cuando todos sus elementos funcionan como tienen que hacerlo, la experiencia merece mucho la pena. Y esto es precisamente lo que ocurre con Tembo, un juego de mecánicas sencillas pero bien calibradas que dan como resultado horas de diversión de calidad.

Tembo1

Llama poderosamente la atención que el protagonista de un juego de plataformas sea un elefante, animal que no se distingue precisamente por su agilidad a la hora de saltar. Pero sí, Tembo es un elefante un tanto particular que no solo salta cual bailarina, sino que también puede quedarse suspendido en el aire mientras agita sus patas, rebotar como un pelota de fútbol -gigante, eso sí-, y sobre todo, embestir a sus enemigos a la velocidad del rayo. Tembo puede desplazarse rápido, muy rápido, al tiempo que machaca todo lo que encuentra en su camino, desde coches apilados, hasta muros aparentemente infranqueables. Esta fuerza hace posible que pueda enfrentarse tanto a soldados rasos como a helicópteros y tanques acorazados. De hecho el diseño de niveles está pensado para dar rienda suelta a estas habilidades, lo que nos lleva a secuencias en donde la velocidad y la destrucción están a la orden del día. A ello contribuye el control de Tembo el cual está perfectamente medido, y aunque al principio la ejecución de algunos movimientos puede parecer complicado, lleva poco tiempo dominar sus artes.

Tembo2Resulta curioso que sea Sega quien distribuya un plataformas en el que prima la velocidad, y que en algunos momentos recuerda inevitablemente a los tiempos del Sonic de los 16 bits. Eso sí, una vez avanzada la aventura hay que ser algo más cautelosos, ya que la cantidad de enemigos en pantalla aumenta exponencialmente, pero siempre sin dejar de lado las dotes de velocista del protagonista. Durante los 18 niveles de los que consta el juego, “bosses” incluidos, no solo tienes que llegar al final de los mismos, sino que has de liberar a inocentes civiles, algunos ocultos en los sitios más recónditos del escenario, y ya de paso cargarte todos los enemigos posibles para desbloquear el acceso a nuevos niveles. Así que más que pasar por las fases como una estrella fugaz, toca perderse por sus secciones ocultas en busca de más enemigos que sumar tu marcador de bajas. Y es ahí cuando te percatas del buen trabajo realizado en la estructura de los niveles, que pueden parecer muy lineales al principio, pero que luego se destapan con la aparición de rutas secretas y secciones en las que la jugabilidad cambia completamente. En definitiva, y sin demasiados alardes, como plataformas puro cumple más que sobradamente.

Tembo3También es un título cumplidor en la vertiente técnica. Tembo es un juego simpático de ver, gracias en parte a unos escenarios 2D muy coloridos con diferentes planos de scroll, y a un diseño de personajes y animaciones bastante chulos. Además, hay muchos momentos en los que la destrucción se apodera literalmente de la pantalla, con decenas de enemigos y objetos saltando por los aires al paso de las embestidas de nuestro elefante. Sin ser nada de otro mundo son momentos bastante aparentes, aunque por el contrario el juego sufre de algunas ralentizaciones que no son de recibo en un título tan sencillo como este. En su “haber” también se podría incluir la banda sonora cuyas piezas musicales terminan haciéndose algo repetitivas con el trascurso de las partidas.

Tembo4

Tembo The Badass Elephant no es ni mucho menos un juego que vaya a pasar a la historia como una obra maestra, pero de una manera bastante sutil es capaz de proporcionarnos grandes ratos de diversión. No todos los juegos pueden sentar cátedra en un género, y en cierto sentido Tembo podría ser esa “clase media” de la que se habla en el ámbito futbolístico, y que hace referencia a los jugadores menos brillantes pero necesarios para completar un equipo ganador. Puede que no sea un “must have” para muchos, pero si finalmente le das una oportunidad, seguro que terminas pasando un muy buen rato.

LO MEJOR
Esa mezcla de velocidad y destrucción.

LO PEOR
Hay algunas ralentizaciones impropias de un juego 2D.

7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s