ANÁLISIS – The Last Door: Collector’s Edition

thelastdoorcoverGÉNERO: Aventura gráfica
DESARROLLADORA: The Game Kitchen
DISTRIBUIDORA: Phoenix Online Studios
VERSIONES: Android, iOS, Linux, PC
FECHA DE LANZAMIENTO: 03.09.2013
VERSIÓN ANALIZADA: PC

TERROR EN PIXEL ART

Desde que arrancamos el juego se nota que The Last Door es una aventura gráfica realizada por un pequeño estudio, en este caso español, carente de los medios de otras grandes compañías. En su favor hay que reconocerles el mimo que han puesto en apartados que otras producciones más suntuosas suelen descuidar. El guión, fuertemente influenciado por las obras de Edgar Allan Poe y H.P. Lovercraft es, sin duda, su principal reclamo, un aspecto esencial dado el género al que pertenece. ¿Qué sería de una aventura gráfica sin un guión atractivo? The Last Door es la viva demostración de que un género tan trillado como este, aun tiene cabida para pequeñas y agradables sorpresas. Estamos ante un juego que sin llegar a ofrecer nada especialmente novedoso, consigue mantenernos enganchados a nuestra pantalla gracias en gran medida a un intrigante y cuidado guión.

thelastdoor1

La acción transcurre en la Inglaterra de finales del siglo XIX. Tras recibir una misteriosa carta de su antiguo amigo Anthony Beechworth, Jeremiah Devitt viaja hasta su mansión en busca de respuestas. Lo que allí encontrará le sumergirá en un mundo de muerte, de ritos y de pesadillas, que se irán desgranando a través de cuatro capítulos bien diferenciados. La forma episódica puede recordar mucho a los juegos de Telltale, pero afortunadamente es lo único que guarda en común con ellos. The Last Door tiene mucho más de aventura gráfica tradicional, con sus toques de exploración, diálogos, puzles, y sobre todo, con un inventario en el que hay objetos que manipular. Me gustaría recalcar el tema de la adecuada cantidad de textos que hay, y que demuestra que pocas líneas de diálogo bien ejecutadas son más que suficientes para contar una buena historia. En The Last Door no hay diálogos intrascendentes ni descripciones recargadas, y eso es algo que personalmente agradezco mucho.

thelastdoor2A pesar de esta propuesta clásica, The Last Door no es un juego que te plantee un nivel de dificultad elevado, más bien todo lo contrario. La cantidad de personajes y objetos es reducida, y los puzles son bastante lógicos, cosa que se siempre se agradece. Tampoco hay rastro del temido “pixel hunting”, ya que los puntos calientes con los que interactuamos son pocos y fácilmente reconocibles. Todo esto implica que dar con la solución de un puzle es relativamente sencillo, lo que no tiene por qué ser algo malo de por sí. Todo el atractivo en The Last Door recae pues en el guión y la forma en que se desarrolla, cómo consigue mantener el interés y dejarte al final de cada capítulo con ganas de más. Curiosamente, y a pesar de lo que puedas pensar al ver las imágenes que acompañan el artículo, el apartado técnico tiene mucho que decir al respecto.

thelastdoor3Gráficamente The Last Door es “pixel art” llevado a un extremo tal, que es recomendable jugarlo en modo ventana en vez de a pantalla completa. Este apartado no intenta engañar a nadie, más bien todo lo contrario. Tanto los personajes como los escenarios están recreados a base de pixeles gordos, de esos que a muchos les hacen daño a la vista, pero que una vez pasado el shock inicial, se les termina cogiendo cariño. Desconozco si ha sido una elección artística o por temas de presupuesto, pero creedme, cuando estéis metidos en el guión, lo que menos os preocupará son los pixelotes, los cuales tras un proceso de adaptación, hasta crean una seña de identidad propia. El apartado sonoro, por el contrario, muestra un nivel mucho más ambicioso, y propio de producciones de cierta envergadura. No hay voces, pero sí efectos sonoros de grandísima calidad, y sobre todo, piezas musicales fantásticas que engrandecen la estupenda ambientación del título.

No hay mucho más que contar de The Last Door, una aventura gráfica de corte sencillo y mecánicas clásicas pero suavizadas, que basa todo su éxito en un elaborado guión, y en una puesta en escena muy particular. No es una aventura que pretenda competir con otras grandes del género, se nota que juega en una liga diferente, pero no exenta de cierto encanto. El mayor “pero” que le he encontrado, aparte de su escasa dificultad, es su duración, ya que cada uno de los cuatro capítulos se puede superar en apenas una hora, vamos, que en una tarde intensa lo tienes finiquitado.  Afortunadamente es un juego que se encuentra a un precio irresistible, y que además, supone la “puerta” hacia la segunda temporada, cuyos primeros capítulos precisamente ya puedes disfrutar. Dejándome de rodeos, si te gustan las aventuras gráficas y los buenos guiones, The Last Door es una compra más que recomendable.

LO MEJOR
El guión es muy interesante, te deja con ganas de más.
La banda sonora es fantástica.

LO PEOR
El estilo gráfico no gustará a todos.
En apenas cuatro horas te lo puedes acabar.

7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s