ANÁLISIS – Alien: Isolation

alienisolationcoverGÉNERO: Aventura
DESARROLLADORA: The Creative Assembly
DISTRIBUIDORA: Sega
VERSIONES: PC, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One
FECHA DE LANZAMIENTO: 07.10.2014
VERSIÓN ANALIZADA: PC

HOMENAJE AL OCTAVO PASAJERO

Ya desde la época de los 8 bits han habido juegos basados en la saga cinematográfica de Alien, y alguno de ellos bastante buenos, como Alien 8 de Ultimate o Aliens de Electric Dreamstítulos que a pesar de lo precarios que puedan parecer hoy en día, consiguieron reflejar algunas sensaciones de lo visto en la gran pantalla. Más juegos se sucedieron en consolas y ordenadores posteriores, algunos con más fortuna que otros, pero no ha sido hasta la llegada de este Alien: Isolation que al fin hemos visto una representación fidedigna de lo que debieron sentir los tripulantes de la Nostromo en la película El Octavo Pasajero. The Creative Assembly, creadores de la saga Total War, han sabido captar a la perfección esa ambientación opresiva, de tensión constante, de sentirte indefenso ante la próxima aparición de una criatura letal, de la que solo puedes ocultarte y rezar para que no te vea.

La influencia de la primera película se deja notar ya desde el propio argumento. A mi juicio, de manera acertada, no se ha querido alterar lo ya visto en el celuloide, así que siguiendo una línea temporal completamente válida, Alien: Isolation continua la historia como si de una Alien 1.5 se tratase. Amanda Ripley, ingeniera de Weyland-Yutani, es informada de la recuperación de la caja negra de la Nostromo, nave en la que su madre desapareció hace ya 15 años sin dejar rastro. Amanda emprende el viaje hacia la estación espacial Sevastopol con la esperanza averiguar qué ocurrió, pero una vez allí, pronto descubrirá que algo raro pasa en la nave. Buena parte de sus estructuras se encuentran desmanteladas, los pocos humanos que quedan luchan por su supervivencia con uñas y dientes, y para colmo, hay “algo”, una criatura extraña que está matando a todo organismo viviente.

alienisolation2Alien: Isolation es un survival horror en primera persona puro y duro, en el que apenas hay concesiones a la acción salvo en momentos muy puntuales. El objetivo de Amanda es muy claro: sobrevivir en la estación espacial a base de ingenio y exploración, fabricando sus propias herramientas y administrando sabiamente los pocos recursos que encuentre en su camino. Pero sin duda la seña de identidad de este juego es la figura del Alien, esa criatura tan letal como terrorífica, que te acompañará a lo largo de la aventura sin darte un minuto de respiro. Salvo alguna aparición “scripteada” por exigencias del guión, el Alien se comporta como un auténtico depredador capaz de acechar a su presa al más mínimo descuido. Una voz más alta que otra, un tiroteo entre humanos, o mismamente una carrera entre los pasillos de la nave, puede provocar que el bicho deje las tuberías de ventilación, para empezar a buscar a su presa. Y así es prácticamente todo el juego, una lucha constante entre el sigilo y la exploración, la supervivencia con mayúsculas al fin y al cabo.

alienisolation1

No hay mucho que Amanda pueda hacer para defenderse de la criatura, y he aquí el principal encanto del juego. La exploración de la nave sirve para encontrar objetos con los que fabricar artilugios tanto defensivos como ofensivos, pero ninguno de ellos acabará con el Alien, si acaso le espantará unos segundos y poco más. El cóctel formado por la criatura, los sintéticos y los pocos humanos supervivientes, es demoledor. La sensación de indefensión es total durante toda la aventura, aunque también es cierto que una vez conseguida un arma muy característica de la saga, te sentirás algo más protegido, pero solo un poquito más. Ese equilibrio entre la necesidad de explorar la nave para encontrar suministros, a costa de ser vulnerables durante más tiempo, es todo un acierto jugable. Muchas veces me he pensado si merece la pena adentrarse en esa sala oscura a ver si hay algo de interés, no vaya a ser que el Alien me oiga y acabe conmigo.

alienisolation4El comportamiento del Alien, aunque lejos de ser perfecto, me ha parecido bastante conseguido, reacciona de una manera más o menos “lógica” a nuestras acciones. La sensación de que vive en los conductos de ventilación a la espera de que algo llame su atención, está muy conseguida, y solo al usar el radar de proximidad, uno de los artilugios más representativos de la saga cinematográfica, parece que el Alien esté “chetado”. De hecho no se puede ir con él activado más allá de unos pocos segundos, ya que su sonido atrae al bicho a la velocidad de la luz. Nuestro oído será la herramienta más efectiva para saber hasta qué punto nos encontramos en peligro.

Desgraciadamente el desarrollo del guión resulta bastante intrascendente, y gran parte de la culpa la tiene la estructura de misiones del juego. Sé que es complicado no sucumbir al efecto “chico de los recados”, pero creo que en Alien: Isolation se podría haber enmascarado un poquito mejor. Que si “ve allí y activa tal mecanismo”, “uy, ha fallado la corriente, así que dirígete a la otra punta del mapa a darle chicha a la luz, y luego vuelve”. Así, una y otra vez, sin variaciones en la fórmula jugable, sin que la parte narrativa aporte algo por lo que merezca la pena “luchar”, todo se reduce al juego del gato y el ratón durante las 20 horas que puede durar la campaña. No hay rastro de puzles, y solo algunos mini juegos para hackear unas máquinas consiguen romper la monotonía. Así que los primeros compases me parecieron muy excitantes, eso de estar siempre con el Alien acechando tiene su encanto, pero a medida que pasaban las horas, la emoción comenzó a decaer hasta el punto de querer terminar el juego de una vez por todas.

Si con las 20 horas que dura la campaña no has tenido suficiente, también hay un modo Supervivencia en el que tendremos que cumplir una serie de objetivos y sobrevivir al Alien en el menor tiempo posible, dejando nuestra marca en un ranking mundial de jugadores. Con el juego solo viene un mapa disponible, y como ya es tónica en la industria actual, irán llegando nuevos escenarios a través de DLCs hasta completar un total de 15.

alienisolation5

Donde no hay pegas es en la ambientación. El equipo de desarrollo se ha dejado de chorradas técnicas yendo directamente al grano, copiando, de manera magistral, toda la estética audiovisual de las películas. Esos pasillos claustrofóbicos con tuberías soltando vapor y chispas, los monitores culones de fósforo verde, los mecanismos manuales de apertura, el sonido de las compuertas al abrirse… La nave en la que se desarrolla el juego se llama Sevastopol, pero bien podría haberse llamado Nostromo, y eso es todo un halago. Por su parte el modelado de los personajes, tanto humanos como sintéticos, se limita a cumplir sin demasiadas alegrías, siendo únicamente la recreación del Alien quien se lleva todos los piropos, faltaría más. No estamos pues ante un portento técnico en materia gráfica, pero la dirección artística suple cualquier carencia que podamos detectar.

La guinda a la ambientación la pone el apartado sonoro. El acompañamiento musical es prácticamente inexistente, solo hay algún retazo de la banda sonora de las películas, por lo que todo el grueso recae en la combinación de silencio y efectos sonoros. No exagero al decir que dichos efectos constituyen una herramienta jugable más, gracias  a la cual podemos saber donde está el Alien. Oír sus pisadas cuando te busca, o los crujidos de los conductos de ventilación a su paso, es toda una experiencia, bastante inquietante, eso sí. Es curioso que cualquier acción que hagamos, ya sea ocultarnos en un armario o activar un mecanismo, produzca un ruido estruendoso, aunque quizá se haya hecho adrede para tenernos aun más en vilo, y la verdad es que lo consigue. Además, el juego se encuentra perfectamente doblado al castellano, contando incluso con algunas de las voces originales de la película, lo que es todo un detalle.

alienisolation3

Alien: Isolation ha sabido reflejar a la perfección esa tensión que nos hizo sentir la primera película de la saga, y lo hace durante una cantidad de horas nada despreciable. A pesar de estas buenas sensaciones, mi opinión es que la experiencia se alarga más de lo necesario, sobre todo teniendo en cuenta que la fórmula jugable no varía ni un ápice durante toda la partida, y puede llegar a cansar, como me ha ocurrido a mi. Llega un punto en el que nos desplazamos al siguiente objetivo de manera casi mecánica, sin importar lo más mínimos el por qué, y viendo lo rico que es el universo en el que se basa, me apena que el guión resulte tan intrascendente. Por lo demás, no me cabe la menor duda que este Alien: Isolation es, de lejos, la mejor aproximación de la criatura diseñada por Gigger que se ha hecho jamás en un videojuego, amén de ser uno de los exponentes del género “survival horror” más destacados del momento.

LO MEJOR
La ambientación es sublime.
El comportamiento del Alien nos tiene en vilo todo el rato.
Es un “survival” de verdad.

LO PEOR
Se puede hacer repetitivo con el paso de las horas.
El guión está completamente desaprovechado.

7/10

Anuncios

Un comentario el “ANÁLISIS – Alien: Isolation

  1. Pingback: ANÁLISIS – Outlast | La Abadía del Juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s