ANÁLISIS – Rage

ragecoverGÉNERO: Acción
DESARROLLADORA: Id Software
DISTRIBUIDORA: Bethesda Softworks
VERSIONES: MacPC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO: 01.10.2011
VERSIÓN ANALIZADA: PC

UN DIAMANTE EN BRUTO

No me voy a extender mucho en hablaros de la figura de John Carmack, ni de su compañía, ID Software. Basta con que sepáis que este binomio ha sido parte activa en la creación de los shooters en primera persona como género, y que sus raíces se remontan a juegos de la talla de Wolfenstein 3D, Doom o Quake… Casi nada. Pero el presente no está siendo tan exitoso ni tan prolífico como lo fue antaño. Su última creación, Rage, ha llevado nada menos que 7 años de intenso trabajo, y lo que es peor, ni la prensa ni la comunidad de jugadores han mostrado demasiado entusiasmo con el resultado final. Qué duda cabe que Rage no ha calado tanto como lo hicieron sus anteriores obras, y que desde luego no está exento de fallos los cuales comentaré más adelante. Pero por otro lado me he encontrado con un producto al que con apenas un par de retoques, podría haberse convertido en uno de los fps más grandes del último lustro. Y creo que no exagero.rage5

La secuencia de introducción de Rage es muy esclarecedora. Un meteorito de enormes dimensiones se aproxima a la Tierra, mientras se terminan los preparativos en unas arcas donde unos pocos humanos son criogenizados. Lo siguiente que vemos es ese futuro, una época en la que la humanidad está dividida en clanes, que vive entre las ruinas de lo que antiguamente fue nuestras esplendorosa civilización, y cuyos habitantes luchan por sobrevivir a los ataques de extraños seres mutantes. El protagonista de la aventura es despertado  y sacado del arca por un habitante que lo lleva a su guarida, donde le pondrá al corriente de la situación y le pedirá ayuda para completar ciertas tareas. Poco a poco nos vamos recuperando de la desorientación y comenzamos a paladear la inmensidad del yermo, con sus primitivos asentamientos cuyas gentes requieren de nuestras artes para seguir sobreviviendo. Desde luego hay mimbres para construir una buena historia.

rage3

Al poco de ponernos manos a la obra nos percatamos de la división de estilos que hay en Rage. El yermo está dividido en zonas y asentamientos, lugares donde el protagonista pueden charlar con las gentes mientras realiza misiones secundarias para sacarse un dinerillo, competir en carreras contra otros pilotos, o bien enfrascarse directamente en las misiones principales. Por un lado tenemos las mecánicas jugables de un fps de antaño cada vez que hemos de realizar una misión; y por otro usaremos diferentes vehículos armados hasta los dientes para desplazarnos hacia un lugar concreto.  A pesar de que el mapeado es realmente extenso, éste funciona como un mero atrezzo ya que la libertad de movimiento se limita a los caminos de tierra que nos lleva a las diferentes zonas, y poco más. Olvídate de perderte por sus parajes, porque Rage no va de eso. Digamos que a pesar de su apariencia no es, ni de lejos, un sandbox. Eso sí, como juego de acción Rage me ha parecido simplemente fabuloso.

rage6El desarrollo de las misiones ha sabido captar ese espíritu de los juegos de acción de antaño, en los que no hacía falta ver cómo el escenario se derrumba a tus pies para sentirte inmerso en el juego. Cada enfrentamiento, cada combate, cada situación es una experiencia “old school”, en la que nuestros enemigos se mueven con una rapidez y soltura envidiables, y dependemos únicamente de nuestra habilidad y de nuestra gestión de armas para salir con vida de la misión. Hay enemigos de todo tipo, desde los mutantes que se tiran hacia ti sin pensárselo, hasta algún que otro jefe de fin de fase de proporciones titánicas que requiere de una estrategia determinada.
Por primera vez en mucho tiempo la adecuada elección del armamento se deja notar en nuestros enemigos. Hay armas de todo tipo capaces algunas de ellas de soportar 4 tipos de municiones diferentes, por lo que la variedad en este sentido es sobresaliente. Además, el protagonista posee un inventario al que puedes acceder en cualquier momento de la acción y asignar el arma que te plazca, es decir, no estás limitado a las 4 armas que llevas durante la accion, sino a todo el arsenal que hayas comprado a lo largo del juego. Para rematar la faena también hay armamento secundario que bien podemos comprar o fabricar nosotros mismos, como coches teledirigidos explosivos, torretas vigía o los estupendos Wingsticks capaces de decapitar a los enemigos. En definitiva, una delicia para los amantes de los buenos fps. Por su parte la inclusión de carreras y enfrentamientos a bordo de buggies supone un aliciente más al fenomenal apartado fps.  A menudo te encontrarás con miembros de bandas rivales que intentarán acabar contigo, así que toca tunear el coche con todo tipo de artilugios para darles su merecido, desde torretas, escudos, minas e incluso cohetes. Además, en los asentamientos más “civilizados” puedes participar en diferentes competiciones que te darán ganancias para mejorar tu armamento, defensa, e incluso cambiar de buggie.

rage4Hasta el momento Rage está resultando cuanto menos brillante. Entonces, ¿por qué de las malas críticas recibidas? Hay diferentes apartados en los que me gustaría incidir al respecto. Para mí, uno de los más sangrante está en el guión y la falta de cohesión que hay en la historia. Si Rage estuviese concebido como un Quake donde el trasfondo argumental es casi inexistente, no habría problema, pero no es el caso. Durante todo el juego el guión es cuanto menos anecdótico, los personajes se limitan a unas pocas líneas de diálogo en las que nos piden el favor de turno, y sanseacabó. No es hasta la mitad del juego cuando te enteras de “algo”, y casi de repente, sin que apenas haya antecedentes ni un mero texto o conversación que te haya puesto al tanto de lo que está ocurriendo. Este mutismo acrecenta el hecho de ser el chico de los recados hasta límites insospechados, sobre todo durante las primeras horas de juego en las que nos mandan de un lado para otro sin ton ni son, sin saber el porqué de algunas misiones, o la finalidad de las mismas. Si desde Id Software se ha intentando crear un mundo creíble, un universo con sus facciones donde todo debería tener un sentido, creo que no han sabido llevarlo a cabo. A nivel jugable también hay partes que han sucumbido a la moda de la regeneración de salud automática, lo que unido a la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento, le convierten en un juego muy sencillo. Jugarlo en el nivel de dificultad más elevado es casi una obligación si quieres disfrutar de la auténtica experiencia que ofrece Rage.

rage2

Sigamos con las pegas. Rage ha sido ampliamente criticado por las texturas que luce su motor, el Id Tech 5, y lo cierto es que si te acercas mucho a un objeto sí que se notan sus carencias. No obstante me gustaría romper una lanza en favor del apartado técnico de este juego. Si conseguimos “evitar” acercarnos a todo bicho viviente a 2 cms, disfrutaremos de un acabado gráfico realmente impresionante. Y es que el diseño de escenarios, tanto exteriores -algunos realmente gigantescos- como interiores, roza la perfección. Hay momentos en los que parecemos estar dentro de un cuadro, de una película futurista que además se mueve con una fluidez total en equipos de gama media.
Las animaciones merecerían otra matrícula de honor, porque sinceramente no recuerdo muchos juegos cuyos enemigos sean capaces de moverse tan ágilmente por los escenarios. Si a este aspecto le unimos la excelente física de los vehículos, cuya suspensión se comporta como el mejor arcade de conducción del momento, no nos queda más que quitarnos el sombrero ante el Id Tech5, uno de los motores que a pesar de sus problemas de texturas, se ha mostrado sumamente capaz en géneros tan distintos como la acción y la conducción. Por su parte la banda sonora se deja oír en los momentos álgidos de las misiones, pero no hay ninguna melodía o tema que nos ponga los vellos de punta, toda la ambientación recae pues en los estupendos efectos de sonido y en el notable doblaje al castellano.

rage1

Otro punto a favor de Rage es la duración de su campaña. Si optas por completar todas las misiones secundarias y compites habitualmente en las carreras de buggies, no es extraño superar las 15 horas de duración, una cifra muy respetables para tratarse de un juego de acción. Algo menos satisfactorio, y quizá contradictorio, resulta el apartado multijugador. Por un lado tenemos carreras de buggies, incluyendo una especie de modo destrucción donde lo que cuenta es machacar a todo lo que se te ponga por en medio en la arena;  en cuanto al apartado fps, hay 9 misiones que podemos jugar en modo cooperativo junto a otro compañero, pero se echa en falta poder jugar contra otros oponentes humanos en modo competitivo. Una decisión un tanto extraña, sobre todo teniendo en cuenta el historial de Id Software y lo bien que saben hacer apartados multijugador.
No obstante y a pesar de sus evidente defectos, algunos más importantes que otros, me he encontrado con un grandisimo shooter en primera persona. Rage no va a pasar a la historia como lo hicieron otras obras de Id Software, pero aún así como juego de acción pura tiene poco que envidiar a los mejores del género, si acaso todo lo contrario. Es una verdadera lástima que no se haya atinado más con un par de aspectos, porque Rage lo tenía todo para ser un auténtico grande de la generación, y se ha quedado “solo” en un muy buen juego. Id Software ha bajado el listón, aunque eso sí, solo un poquito.

LO MEJOR
Como shooter en primera persona es una maravilla.
La variedad de armamento y la gestión del inventario.
Gráficamente es una delicia.

LO PEOR
Trasfondo argumental demasiado escueto.
Si te acercas mucho a un objeto, las texturas “cantan” demasiado.

8/10

Anuncios

11 comentarios el “ANÁLISIS – Rage

  1. Muy buen análisis, tengo pendiente comprarlo, lo dejé estas rebajas de Navidad por saturación de juegos, tengo muchos por acabar y no quiero ponerme con más.

    • Yo lo compré por 5€ en las ofertas del Black Fridays y merece mucho la pena. Me ha dado un total de 18 horas de juego, más lo que quieras sacarle en el multi. Ahora hay un DLC por 5€ que estoy tentando de jugar, pero me pasa como a ti, tengo demasiados juegos pendientes ;-).

      Saludos

      • Yo lo compré tambien a 5€ en las rebajas de Navidad, y lo tengo pendiente de jugar (como tantos otros, parece que somos legión xD). Tu analisis me ha dado ganas de jugarlo, supongo que será el proximo 😀

      • Es un juego que merece mucho la pena, en mi opinin incluso aunque no estuviese rebajado tanto como lo est ahora. La parte fps me parece sublime, una pena que el resto de aspectos estn un peln por debajo, porque poda haber sido pico de verdad.

  2. Grande el análisis, estoy deseando verlo en otro blog que me conozco, jeje.

    Aún sin haberlo jugado, yo apuesto por este juego a ojos cerrados. Tendré que probarlo en breve.

    Saludos.

  3. Pingback: ANÁLISIS – The Evil Within | La Abadía del Juego

  4. Pingback: ANÁLISIS – Wolfenstein: The New Order | La Abadía del Juego

  5. Pingback: ANÁLISIS – Hard Reset: Extended Edition | La Abadía del Juego

  6. Pingback: ANÁLISIS – Doom (Campaña) | La Abadía del Juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s