ANÁLISIS – Spec Ops: The Line

GÉNERO: Acción
DESARROLLADORA: Yager/Darkside
DISTRIBUIDORA: 2K Games
VERSIONES: PC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO: 26.06.2012
VERSIÓN ANALIZADA: PC

HAY SITIO PARA BUENAS CAMPAÑAS

specops1Hablaba en el análisis de Medal of Honor: Warfighter de lo insulsas y poco trabajadas  que están algunas campañas en los fps, y pensándolo con detenimiento, esta afirmación también podría extenderse a los shooters en tercera persona, género al que pertenece Spec Ops: The Line. Desde el lanzamiento de Gears of War hemos visto decenas de juegos que basan todo su potencial en el mismo sistema de coberturas, pero que están apoyados de historias que apenas merecen el calificativo de aceptable. Se puede decir que estamos ante otro género maltratado que necesita de una diferenciación, un valor añadido que ningún otro juego haya ofrecido hasta la fecha. Spec Ops: The Line lo ha conseguido de una manera muy poco habitual: contando una buena historia capaz de plantear dilemas morales como ¿quienes son los buenos, y lo malos? ¿A qué bando pertenecemos? O ¿estamos haciendo lo correcto?

specops2La acción en Spec Ops: The Line nos traslada a la ciudad de Dubai, antaño símbolo del lujo y exclusividad, y la cual está siendo azotada por unas tormentas de arena como jamás se han visto en la historia. Ante dicha catástrofe se envía al Regimiento 33 al mando del coronel John Konrad, con el objetivo de evacuar a todos los civiles antes de que la ciudad quede totalmente sepultada bajo toneladas de arena. La operación no sale como estaba previsto, dándose por perdido a Konrad y su Regimiento… Hasta que 6 meses después se capta una transmisión perdida del coronel desde algún lugar de la ciudad. Ahí es donde entra en acción el escuadrón Delta, un grupo de tres soldados formados por el capitán Walker, -al que controlamos- el teniente Adams y el sargento Lugo, cuyo objetivo está claro: investigar el origen de la transmisión y rescatar al coronel, si es que sigue con vida.

Spec Ops: The Line es un juego de acción en tercera persona al más puro estilo Gears of War, ello implica guiar a nuestro personaje de cobertura a cobertura, aniquilando a todo enemigo que se interponga en nuestro camino. Las mecánicas jugables son harto conocidas por todos, no tardaremos ni 5 minutos en hacernos con las riendas del juego, al fin y al cabo parece, y es, lo “mismo” de siempre. En esta ocasión el sistema de coberturas no se siente tan ágil como en otros juegos, a veces se lía cuando cambiamos de parapeto, pero nada que un poco de previsión pueda evitar. La IA de los enemigos también es bastante normal, no hay conductas avanzadas ni atisbos de emboscadas que nos hagan pensar que estamos batallando contra enemigos inteligentes. No obstante en Spec Ops también hay ideas de cosecha propia que le dan un punto de frescura al conjunto. La manera en que la arena inunda la ciudad de Dubai ha sido tenida en cuenta para que podamos “jugar” con ella en determinadas circunstancias. Por poner un ejemplo, romper una vidriera del techo que aguanta la presión de unas cuantas toneladas de arena, puede ser una excelente manera de acabar con los enemigos que nos acechan más adelante.
Además, “mola” que los compañeros del escuadrón Delta no sean autómatas que se limitan a ir de una a otra cobertura sin sentido, de hecho tenemos cierto control sobre sus habilidades, pudiendo dirigir sus ataques hacia un objetivo concreto. Esta simple adición añade un toque estratégico a la acción que nos obliga a pensar en cómo sacar partido a la puntería de nuestros muchachos. Pero no todo son ventajas, ya que si alguno es herido tenemos que curarlo en un tiempo establecido antes de que muera definitivamente, y por ende, se acabe el juego.

specops4

Estas novedades por sí solas suenan interesantes, pero donde reside el auténtico encanto de Spec Ops es en la forma en la que se narra la historia. Una historia que aparenta tener buenos y malos, que los buenos parecen ser malos, y que los malos quizá son más buenos de lo que pensamos. Una trama que nos plantea decisiones que pueden ser equivocadas, o que quizá no lo sean. Se ha buscado, y conseguido, que las decisiones no sean blanco o negro, no ocurre como en otros juegos donde se ve claramente qué decisión implica el bien o el mal, en Spec Ops: The Line es algo más complejo, y por supuesto, se agradece la valentía de incluirlo dentro de un género donde prima la simpleza. Dichas decisiones se nos plantean de modo sutil, dentro de la propia historia, y aunque apenas cambian el desarrollo de la trama, consiguen que dudemos de ellas a cada paso, a cada rincón, a cada cadáver que encontramos en nuestro periplo por Dubai.

Tanto cuidado y mimo por la trama son síntomas inequívocos de que Spec Ops: The Line es un juego ideado como experiencia en solitario. La campaña nos llevará poco más de 8 horas en finalizarla, tras lo cual se desbloquea un nuevo nivel de dificultad que supone todo un reto para los amantes a los desafíos extremos. Más allá de disfrutar de este nuevo modo, es muy recomendable una segunda partida para ver cómo cambia la historia al tomar decisiones diferentes a las de la primera. También contamos con modos multijugador, tanto los modos competitivos de siempre como cooperativos en misiones extra, y si bien ambos modos nos pueden dar unas cuantas horas más, lo cierto es que Spec Ops se siente como un juego “de campaña”, y es ahí donde se diferencia de la competencia y se muestra capaz de sonrojar la trama de muchos grandes títulos.

specops6Donde no hay tanta intención de mostrar algo diferente es en la parte técnica. Nuevamente el Unreal Engine hace de motor gráfico, y eso implica, como casi siempre, un acabado gráfico notable y fluido sin excentricidades ni lujos extra. Los personajes muestran unos primeros planos bastante potables, y mientras la intensa luz del sol baña sus rostros, todo parece bastante espectacular. La Dubai inundada de arena se ve francamente bien, sobre todo cuando la acción nos deleita con planos exteriores, pero una vez metidos en los interiores de sus majestuosas edificaciones todo se vuelve más corriente, más cotidiano si cabe, pero no exentos de imágenes crudas donde los cadáveres reflejan los peores instintos del hombre. En el campo de batalla la recreación de las explosiones desentona un poco, pero la aparición de ventiscas puntuales, la arenilla flotando en el aire, y la manera en que fluyen las masas de arena, terminan de redondear una ambientación muy conseguida. El acompañamiento musical tiene la virtud de fusionarse con la propia jugabilidad, ya que muchos escenarios están salpicados de altavoces en los que se reproduce la propaganda y las canciones de una emisora pirata. Todo suena intencionadamente rockero, referencia inequívoca de películas como Apocalypsis Now. Solo me falta remarcar un doblaje al castellano de gran calidad, fundamental para la inmersión en la historia, que pone la guinda a un apartado más que notable.

specops5He de reconocer que era un poco escéptico con la acogida que Spec Ops: The Line había tenido en los medios. Demasiados halagos sobre la historia, las supuestas decisiones morales, la crudeza de algunas escenas… En definitiva, demasiado “prometedor” para un amante de las experiencias en solitario, como lo soy yo. Afortunadamente, y para mi sorpresa, Spec Ops: The Line ha cumplido con lo prometido. No es un producto que destaque demasiado en el apartado jugable, donde se limita a ofrecer una buena experiencia sin muchas pretensiones, pero tiene la virtud de mantenerte atrapado en un infierno de sol y arena, gracias a una trama bien llevada, como pocos juegos son capaces de ofrecer en la actualidad. Y eso, en una industria saturada de juegos con campañas mediocres es, sin duda, una excelente noticia.

LO MEJOR
El hilo argumental está muy bien llevado.
La decisiones y la supuesta moralidad de las mismas.
La inclusión de la arena como parte jugable.

LO PEOR
El sistema de coberturas es menos ágil y preciso que en la competencia.
La recreación de las explosiones no está a la altura.

8/10

Anuncios

Un comentario el “ANÁLISIS – Spec Ops: The Line

  1. Gracias por otro análisis, Creeping…!
    Has de saber que me los guardo en mi lista de lectura para disfrutarlos tranquilamente mientras desayuno en algún hotel del mundo o en mis ratos de relax en la habitación.
    Un abrazo y gracias por tu esfuerzo y dedicación.
    Ismael Jordá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s