OPINIÓN – ¿Jugar en PC es caro? Mentira

Con el paso de los años la industria del videojuego ha dejado de ser un entretenimiento marginal para convertirse en todo un fenómeno social. Hace mucho que esta industria ya no es coto privado de los cuatro frikkies de turno que pasábamos las horas frente a un monigote representado por un amasijo de pixeles, sino que ha evolucionado y ganado adeptos hasta conformar el panorama que vivimos actualmente. Sin embargo no ha cambiado mucho el concepto de plataforma de videojuegos -móviles aparte-, seguimos utilizando consolas y ordenadores como aquél que dice, igual que en los años 80. Ya desde comienzos de la década de los 90 se terminaron de delimitar dichas plataformas o mercados: por un lado las consolas, destinadas a un grupo más “generalista”; y por otro el PC, para usuarios algo más exigentes y que buscan ese extra técnico al que no son capaces de llegar las consolas. Y desde estos comienzos, los cuales tuve la gran suerte de vivir, siempre se ha dicho y oído que jugar en PC es caro por lo que muchos sabemos: actualizaciones de hardware casi anuales y necesidad de unos conocimientos mínimos para asegurarnos que el equipo está capacitado para correr los últimos juegos.

Lo cierto es que durante muchos años esto ha sido una realidad más que palpable. Desembolsos económicos de cientos de miles de las antiguas pesetas en hardware ultra moderno, que en poco menos de un año se había quedado obsoleto para los juegos más punteros. Era un sufrimiento constante para nuestra maltrecha economía, que quedaba compensado en gran medida al experimentar los cambios más revolucionarios a nivel técnico. En la década de los 90 tenías que cambiar de procesador cada 1-2 años, y en muchas ocasiones eso implicaba plataforma nueva, placa base nueva y, en definitiva, ordenador nuevo. Pero con el paso del tiempo y el asentamiento de las consolas se está produciendo un fenómeno contrario: jugar en PC es mucho más barato de lo que la gran mayoría piensa. Un gran porcentaje de los desarrollos actuales de juegos, por no decir casi todos, se planifican atendiendo al hardware de una consola como tope, es decir, gráficos a resoluciones 720p, niveles de detalle medios a una tasa de 30 frames, y de ahí generalmente hay que recortar. Esto ha propiciado que en el último lustro, y debido a la longevidad de las consolas actuales, los requisitos para jugar en PC sean generalmente bajos, y por ende, el desembolso económico está siendo muy reducido. Es más, me atrevería a decir que disfrutar de juegos de PC con las ventajas que ello tiene -resoluciones 1080p, detalles gráficos altos y tasas superiores a 30 frames es más barato que en cualquier consola actual con mucha diferencia.


Montarte una CPU por poco más de 300€ te asegura alcanzar cotas de calidad y nitidez muy superiores a las vistas en un juego de consola. Un Quad de gama baja y una gráfica de nivel medio son más que suficientes para jugar al 99% de los juegos con un despliegue gráfico y una suavidad envidiables. Eso por no mencionar el precio de los juegos en una u otra plataforma, generalmente de 10-20€ más baratos en PC cuando son lanzados, o la ingente cantidad de juegos en oferta digital cuyos precios son auténticamente ridículos, siendo habitual encontrar títulos a poco más de 5-10€ en menos de 6 meses desde su aparición en el mercado. Servicios como Steam, Origin y demás tiendas digitales ofrecen una variedad de ofertas inimaginable, con descuentos prácticamente diarios de títulos vigentes y actuales. En los últimos 5 años he comprado juegos como Portal 2, Mass Effect 2, Fallout New Vegas, Crysis 2 y una larga lista de títulos triple A, a menos de 5€ cada uno. Creo firmemente que comprar juegos en PC, si sabes esperar y buscar, es muy, muy barato.


Toda esta perorata viene a cuento de cierta indignación que tengo con personas  que viven, o pretenden vivir, de “esto”, generalmente en el sector del periodismo. Soy habitual lector y oyente de páginas y blogs sobre videojuegos, y me encuentro, en no pocas ocasiones, comentarios jocosos al respecto de no poder analizar un título en PC porque sus máquinas están desfasadas, y claro, para actualizarlas tendrían poco menos que hipotecar sus casas o poner en suspensión de pagos a la empresa. Noto mucho desconocimiento de este mundillo, no sólo hablo a nivel de precios, sino de saber qué comprar, qué recomendar al usuario para hacerle disfrutar de su juego favorito de la mejor manera posible. Es desolador comprobar cómo supuestos profesionales del sector no tienen los conocimientos básicos para analizar un juego de PC, o mejor dicho, montar una máquina decente para correrlos. Por supuesto que no es una obligación tener dichos conocimientos para analizar un juego, pero si finalmente vas a “piarlas” sobre lo caro que es tener un PC actual, creo que primero deberían estar informados sobre la realidad del sector. No me vale con comprar el típico ordenador prefabricado en la tienda de electrodomésticos del Centro Comercial, donde por norma general te venden un ordenador con componentes claramente descompensados e inflado de precio. Como es lógico, el usuario que se compra un PC de “éstos” y lo enchufa en su casa, ve rápidamente cómo  los juegos corren peor que en consola. La decepción es palpable, de ahí que muchos echen pestes al ver que se han gastado 600€ en la torre último modelo para comprobar, no sin cierta indignación, que en el aspecto lúdico flaquea “¿Cómo es posible? Si mi amigo “pecero” me ha dicho que en PC los juegos se ven mejor… Claro, habrá que comprarse una super gráfica, vamos, que esto es una ruina… Me vuelvo a mi PS3  que tan bien se ve”. Son pensamientos comprensibles pero fruto del desconocimiento: si compras una torre equipada con un procesador última generación apoyado de una gráfica integrada,  apenas podrás ejecutar juegos de hace 5 años de una manera decente. Quizá recortando de procesador y metiendo una tarjeta gráfica dedicada el rendimiento se hubiese triplicado, y lo que es más importante, incluso el precio final del conjunto hubiese sido más barato.


Es cierto que el jugador de PC puede gastarse miles de euros anuales, ya que existe un amplio abanico de hardware y configuraciones disponibles en el mercado que encarecen el producto final hasta donde estés dispuesto a desembolsar. Dichas configuraciones, llamémoslas extremas, existen, y hay usuarios que viven por y para ellas, pero para disfrutar de un título en PC con mejor técnica que en consola no hace falta realizar dicho desembolso. Se tiende a confundir este mercado, casi marginal si lo comparamos con todo el parque de PCs que hay en el mundo, con el estereotipo medio de jugador de PC. Y es todo lo contrario, el mercado del PC es tan flexible en este sentido que te permite gastar desde lo mínimo para obtener una calidad ya muy superior a las consolas, o lo máximo y perderte entre filtros, triples pantallas y resoluciones estratosféricas. ¿Todo el mundo necesita llegar a estas cotas para apreciar la diferencia? Ni mucho menos.


Poniendo un ejemplo bastante ilustrativo, la base de mi PC data del año 2008 cuando lo adquirí por poco más de 350€. Desde entonces he actualizado la gráfica una sola vez -150€ muy bien invertidos hace un año y medio- lo que hace un total de 500€ en un hardware equilibrado gracias al cual he disfrutado de esa “extra técnico” que hay sobre un juego de consola. Curiosamente en el mismo periodo he comprado dos consolas Xbox 360 -las 3 Luces Rojas hicieron acto de aparición, cómo no- que me han costado más dinero que mi PC, y una PS3 FAT de 60 GB a la cual pongo diariamente un cirio para que no me salga la temible “luz amarilla” y tenga que pasar por caja nuevamente. Haciendo cuentas y viendo que los juegos de consola, incluso en oferta, rara vez bajan de 20€, es fácil comprender la motivación de este artículo, y no es otro que tratar de quitar la venda que hay sobre los ojos de muchos jugadores ante las quejas, infundadas, de analistas y redactores cuyas opiniones son divulgadas sin el menor descaro a pesar de su evidente desconocimiento de la realidad. Hay que dejar a un lado la demagogia barata y constatar una realidad, en mi opinión, bastante evidente: montar un PC capaz de correr juegos a un nivel de calidad muy superior al de una consola es barato.

Anuncios

9 comentarios el “OPINIÓN – ¿Jugar en PC es caro? Mentira

    • Gracias!!

      Es que empiezo a estar harto de tanto supuesto profesional que no hace más que hablar desde el desconocimiento, sin saber que la flexibilidad que tiene el mercado del PC es insuperable. Peor para ellos, que se lo están perdiendo ;-).

  1. Si señor, muy bien dicho.

    Desde que estoy en el tema de ofertas de PC y ayudando a montar PCs equilibrados a colegas, han ido viendo la luz del mundo PC.

    Para mi no hay mejor plataforma. Y me parece que la industria está volviendo más al PC en estos últimos años, tras el distanciamiento que se dio hace varios años con el boom consolero.

    • Grias LordKoal 😉

      Solo apuntar que llevo más de 5 años gastando, como máximo, 10€ por título. Y como ves, disfruto de grandisimos juegos, a un precio irrisorio.

      Saludos

  2. Totalmente de acuerdo contigo Creeping. Esta navidad en Steam me he pillado cantidad de juegazos (pero tela tela) y todo por lo que cuesta un par de novedades de consola. Quien diga que el PC es caro es que no tiene ni puñetera idea.

    • De hecho ahora mismo da “palo” comprarse juegos de oferta en consola, porque no ves uno que baje de 20€, cuando en PC los tienes a 5 o menos. Y encima con mejor acabado gráfico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s