ANÁLISIS – Back To The Future: The Game

GÉNERO: Aventura gráfica
DESARROLLADORA: Telltale Games
DISTRIBUIDORA: Telltale Games
VERSIONES: MAC, PC, PS3
FECHA DE LANZAMIENTO: 23.12.2010
VERSIÓN ANALIZADA: PC

REGRESO A LA DECEPCIÓN

Las limitaciones técnicas que existían en la década de los 80 eran más que evidentes. Las máquinas de 8 bits -y 16 en última instancia- no consiguieron hacer justicia a las adaptaciones de grandes películas de la época. Sin embargo el gancho con el que siguen contando algunas de estas producciones ha posibilitado que décadas después de sus estrenos en la gran pantalla contemos con nuevas adaptaciones que intentan captar el espíritu del original, aprovechando las capacidades tecnológicas de las que gozamos hoy en día. Si hace poco analicé Los Cazafantasmas, título que me dejó un buen sabor de boca, ahora le toca el turno nada menos que a Regreso al Futuro, otra de las sagas con más nombre en la industria del cine y por la que siento especial debilidad. La compañía encargada de dar vida a la adaptación ha sido Telltale Games, desarrolladora que tiene en su haber un largo currículum de aventuras gráficas con resultados más o menos dispares. ¿Habrán conseguido captar la esencia de las desventuras temporales que tan buenos momentos nos hicieron pasar en el cine?

Si hay algo que debe estar especialmente mimado en un juego de este tipo es el el guión, y lo cierto es que el punto de partida resulta bastante atractivo. Han pasado 6 meses después de su última incursión al Oeste y Doc se encuentra desaparecido. Marty intenta evitar a toda costa que las pertenencias de su viejo amigo sean subastadas entre los vecinos de Hill Valley, él es el único que se resiste a creer que Doc se haya evaporizado así como así, y más cuando el DeLorean hace acto de aparición sin conductor. ¿Qué le habrá pasado al bueno de Doc? ¿Dónde se encontrará? O mejor dicho, ¿en qué línea temporal estará? Regreso al Futuro: El Juego está planteado como una aventura gráfica estructurada en 5 capítulos, en los que cada uno de ellos se puso a la venta por separado. Este modelo de negocio ha condicionado, en cierta manera, el desarrollo del juego y por ende su valoración final. ¿Y por qué digo esto? Porque en una aventura gráfica que pretende estar al nivel de las mejores no termina de cuajar, así de sencillo.

Al tratarse de capítulos separados queda patente que el desarrollo está muy encorsetado, cada uno ha sido tratado como un juego independiente -aunque continúe el guión- por lo que los escenarios a visitar son pocos, no hay sensación de cierta libertad que te suelen ofrecer las buenas aventuras gráficas. Casi todo el juego consta, casi como aquél que dice, de un par de escenarios en diferentes épocas a los que hay que sumarle alguna estancia interior y poco más. Éste limitado desarrollo se agrava por calidad media-baja de los puzzles, algo imperdonable en toda buena aventura gráfica que se precie. No hay puzzles globales que requieran de pequeñas acciones a resolver, como ha venido ocurriendo a lo largo de los años en los grandes del géneros, sino más bien todo lo contrario. Rara vez hay que encadenar más de 2-3 acciones para seguir avanzando en la aventura fácilmente, ya sea mediante diálogos o bien mediante la manipulación de objetos. Y aquí llega otro de los puntos a criticar: el poco partido que se ha sacado al inventario.


Teniendo entre manos un juego cuya seña de identidad es la manipulación del tiempo, he quedado descorazonado ante el poco aprovechamiento que se ha hecho del mismo. Un juego “viejo” como The Day of the Tentacle de la genial Lucasarts -cuando aún hacía buenos títulos- demostró todo lo que podía dar de sí la manipulación de objetos y cómo integrarlos en diferentes líneas temporales de una manera magistral. Tampoco esperaba que este Regreso al Futuro pudiera equipararse a una de las obras maestras del género, pero sí que tenía cierta expectativa que desgraciadamente no se ha cumplido. Es más, el inventario y la manipulación de objetos es casi anecdótica, hay pocos, muy pocos, y no se pueden mezclar entre ellos. Si a este aspecto le sumamos que el juego está repleto de pistas -aunque las desactives-, que los escenarios son pequeños, que no hay donde perderse como aquél que dice, pues nos encontramos con un título sencillo muy lejos de los grandes del género y cuyo atractivo reside únicamente en el trasfondo en el que se basa. El juego está dotado de un sistema de control “híbrido” gracias al cual podemos usar el ratón, el ratón y el teclado o un pad, pero lo cierto es que con ninguno de los tres me he encontrado cómodo.


Si nos referimos a la puesta en escena, tampoco vamos a encontrarnos ante un producto que sorprenda o que aproveche la tecnología actual. Se ha optado por dotar a los gráficos de un estilo “cartoon” que tras un primer vistazo resultan atractivos, pero si nos da por “escarbar” un poco más vemos cómo muestra carencias importantes. La variedad de escenarios es poca, están insulsamente vacíos, las animaciones de los personajes son totalmente robóticas, en definitiva, hay juegos en flash cuyos personajes reflejan más dinamismo en sus acciones. Ver el DeLorean girar por una esquina de Hill Valley es, cuanto menos, penoso. Afortundamente el aspecto sonoro se salva de la quema, algo lógico teniendo en cuenta que está respaldado por los geniales temas de la saga cinematográfica. El juego viene en completo inglés, tanto textos como voces, no obstante la comunidad “pecera” ya ha sacado el pertinente parche que nos permite disfrutar de los diálogos subtitulados en castellano.


Haciendo un breve resumen de lo que ofrece esta adaptación, vemos que no hay muchos puntos destacables, ni a nivel de guión, ni de desarrollo de puzzles o tecnología.  Aun con todos los peros expuestos, el juego tiene “algo” -debo ser masoca- que sin llegar a enamorar nos invita a continuar la historia. Probablemente esté relacionado con lo puramente emocional, el cariño hacia esos personajes, no lo sé muy bien, pero lo que sí es cierto es que el usuario ha de poner más de su parte de lo que cabría esperar. Resulta paradójico que este análisis comenzase haciendo referencia a los 8 bits y sus mediocres adaptaciones cinematográficas, y vemos que casi tres décadas y un porrón de avances técnicos después, una saga de tanto renombre como Regreso al Futuro sigue sin contar con un juego que le haga justicia. Es una aventura demasiado “light” incluso para los estándares de hoy en día, y creo que con eso lo digo todo.


LO MEJOR
El estilo cartoon de los personajes.
La banda sonora extraída de las películas.
Poder seguir con la historia de la trilogía.

LO PEOR
Desarrollo demasiado sencillo para ser una aventura gráfica.
Escenarios que se repiten y carentes de vida.
Algunas animaciones son bochornosas.

5/10


 

Anuncios

3 comentarios el “ANÁLISIS – Back To The Future: The Game

  1. Pingback: ANÁLISIS – The Walking Dead: Episodio 1 « La Abadía del Juego

  2. Pingback: ANÁLISIS – The Walking Dead | La Abadía del Juego

  3. Pingback: ANÁLISIS – The Walking Dead: Michonne | La Abadía del Juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s