ANÁLISIS – Ghostbuster: The Videogame

GÉNERO: Acción
DESARROLLADORA:
Terminal Reality
DISTRIBUIDORA:
Atari
VERSIONES:
PC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO:
16.06.2009
VERSIÓN ANALIZADA:
PC

MÁS VALE TARDE QUE NUNCA

Guardo muy gratos recuerdos de la década de los 80. Quizá fuese porque era “canijo” y todo resultaba nuevo para mi, pero lo cierto es que en dichos años disfruté como un enano de los primeros juegos en 8 bits y de grandes películas que incluso hoy en día son recordadas con gran cariño. Una de ellas fue Los Cazafantamas, film que ya en la época “ochobitera” tuvo su adaptación en forma de videojuego pero que debido a las limitaciones del hardware, quedó en un juego que hoy en día apenas se recuerda. Y es cuanto menos sorprendente que un nombre tan potente como el de los Cazafantasmas no haya contado con una adaptación digna a lo largo de los años, cosa que viene a remediar este Ghostbusters: The Videogame 25 años después del lanzamiento de la primera película. No se han escatimado esfuerzos en realizar un producto que esté a la altura de semejante nombre contando con la colaboración activa de los protagonistas de la película, de hecho para la ocasión se ha creado un guión propio, una auténtica secuela que nos sitúa dos años después de los acontecimientos de la segunda película.

Ghosbusters: The Videogame es un arcade en tercera persona que nos pone en la piel del novato de turno, un miembro que se une al elenco ya conocido de cazafantasmas ante la enésima aparición de  hordas de fantasmas que pondrán en peligro la ciudad de Nueva York. La trama nos llevará por diferentes escenarios, desde un hotel encantado, una biblioteca, una isla sumergida, hasta un cementerio plagado por criaturas del “otro lado”. El argumento tampoco es un derroche imaginación, resultando bastante típico y muy previsible, por el contrario donde sí se nota la calidad de los guionistas es en la elaboración de los diálogos, los cuales en determinados momentos rozan la brillantez con sus guiños al mundo Ghostbusters. Si eres aficionado a las películas y sus personajes, los vas a disfrutar.

A pesar de la buena ambientación, los primeros minutos del juego pueden resultar algo decepcionantes, hay demasiadas pausas en la acción y el control del personaje tampoco es especialmente intuitivo. Disponemos de un botón para lanzar los rayos típicos con los que debilitar a los fantasmas, y otro botón para capturarlos y llevarlos hacia una trampa, aunque no siempre acabaremos así con los enemigos. Lo cierto es que cuesta hacerse con el mecanismo, el personaje principal no se mueve ágilmente y esquivar algunos fantasmas puede convertirse en un engorro en escenarios cerrados. Pero poco a poco nos vamos haciendo con las riendas del control, aparecen nuevas armas que dan un toque estratégico a la acción, y en general, todo va tomando fuerza. Esa primera toma de contacto, algo aburrida, da un giro radical a mitad del juego cuando la acción se pone seria y empezamos a enfrentarnos a enemigos de cierta entidad. Rayos por aquí y por allá, enemigos a los que hay que derrotar haciendo uso del arma debida, investigación del escenario en busca de actividades hectoplásmicas, y pequeños puzles que dan un toque de variedad entre tanta acción, convierten a este Ghostbusters en un juego mucho más completo de lo que inicialmente parece. Si aguantas las 2 primeras horas, seguro que no podrás parar hasta acabarlo.

La parte jugable se ve apoyada por un apartado técnico muy notable. El motor gráfico se luce en la recreación de personajes y en la expresividad de los rostros, mientras que los escenarios por su parte muestran ciertos altibajos, debido más bien a un diseño algo pobre en algunos niveles que a una baja carga poligonal. El apartado sonoro es tan bueno o mejor que el gráfico, con melodías extraídas directamente de la película y las voces de los propios actores que desgraciadamente no han sido dobladas al castellano, hemos de conformarnos con los subtítulos. La duración de la aventura ronda las 8 horas y aunque parezca una cantidad razonable para el género al que pertenece, lo cierto es que al final nos quedamos con ganas de más. Justamente cuando la acción se pone más interesante, los puzles cogen cierta complejidad, y los personajes hacen gala de los mejores diálogos, todo se acaba. Hay poco más donde rascar salvo buscar algún objeto oculto que se nos haya pasado en la primera partida y poco más. Nos queda la sensación de haber vivido una buena adaptación, divertida y que capta la esencia de las películas, pero que como juego podría haber dado más de sí retocando muy poquitas cosas.

LO MEJOR
Los diálogos entre los personajes son brillantes.
Gráficamente el juego luce muy bien.

LO PEOR
Las primeras 2 horas son algo lentas.
Cuesta hacerse con el control del personaje.
Algunos escenarios tienen un diseño soso.

7/10

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s