ANÁLISIS – Hydrophobia: Propechy

hydrocoverGÉNERO: Acción
DESARROLLADORA: 
Dark Energy Digital
DISTRIBUIDORA: 
Dark Energy Digital
VERSIONES: 
PC, PS3, Xbox 360
FECHA DE LANZAMIENTO: 
09.05.2011
VERSIÓN ANALIZADA: 
PC

JUGANDO A SER TRIPLE A

El desarrollo y lanzamiento de Hydrophobia no ha estado precisamente exento de polémica. Planteado desde sus inicios como un juego de distribución digital, contó con el seguimiento de la comunidad de jugadores de todo el mundo por su prometedora parte técnica. El juego basa su jugabilidad en el la dinámica del agua, y para ello sus creadores, los chicos de Dark Energy Digital, pusieron toda la carne en el asador para crear el Hydroengine, un motor de fluidos que muchas producciones triple A quisieran para sí. Desgraciadamente todo el trabajo realizado en este área no se ha visto secundado de la misma manera en otros aspectos, de hecho el lanzamiento del juego en Xbox Live generó una enorme polémica que obligó a la compañía a lanzar parches y revisiones, siendo este Prophecy la versión “definitiva” aprovechando su aparición en PSN y PC.  La trama de Hydrophobia nos traslada al año 2051, un futuro en el que la superpoblación humana ha acabado por diezmar los recursos del planeta. La situación, cada vez más tensa, he degenerado en una lucha entre dos facciones que intentan abordar el problema con diferentes métodos. En medio de este “jaleo” se encuentra el Queen of the World, una auténtica ciudad flotante que se ve atacada por un grupo terrorista cuyas intenciones se irán descubriendo a lo largo del juego. La protagonista de la aventura, Kate Wilson, tendrá que dar lo mejor de sí para evitar la catástrofe marítima y averiguar quienes son los terroristas, y qué demonios quieren del Queen of the World.

Jugablemente Hydophobia es una aventura de acción en tercera persona cuya baza principal es la interacción del agua con el escenario. Pocas veces antes, por no decir ninguna, hemos podido experimentar en un juego una física de fluidos tan buena, tan bien integrada en la acción. Aquí no hablamos únicamente de ver cómo el agua fluye a nuestro alrededor para favorecer la ambientación, sino que toma protagonismo para fusionarse con la propia jugabilidad. El simple hecho de abrir una puerta de contención y ver cómo la física del torrente de agua entra en la nueva estancia de una manera arrolladora y realista, es una gozada. Pero lo mejor de todo es la sensación de credibilidad, de ver cómo el volumen de agua se comporta de verdad, si entra mucho agua la nueva estancia se colapsará sin que se sufra el típico efecto predefinido que se aprecia en otros juegos en los que el agua sube hasta un punto determinado y de ahí no pasa. En Hydrophobia la física del agua es el todo, el verdadero atractivo del juego y el cual se ha sabido aprovechar para crear algunos puzzles interesantes y “momentazos” en mitad de la acción.


Me hubiese gustado mostrarme tan eufórico con el resto de aspectos jugables, pero lo cierto es que Hydrophobia me ha dejado cierto “regustillo” amargo cuando pienso en el control del personaje o en las secuencias de acción. El manejo de Kate se me antoja algo robótico, lento y poco preciso, un problema que se agrava con un sistema de coberturas muy mejorable, el cual está lejos del dinamismo que se puede ver en otros juegos como Gears of War o el mismo Uncharted. Además la acción me ha parecido “sosa”, los enemigos se mueven muy despacio y su IA deja bastante que desear, lo mismo te ven a 20 metros que pasas a 2 y ni se inmutan. Para terminar de rematar la faena, Kate cuenta con la posibilidad de manipular el agua creando olas capaces de acabar con los enemigos, una habilidad insólita realmente interesante que por alguna desafortunada decisión del equipo de desarrollo, se ha implementado únicamente para la última media hora del juego. El argumento también está claramente desaprovechado, la narración es un tanto escasa y una vez acabada la aventura queda la sensación de que faltan cosas por contar o que no se ha profundizado lo suficiente.


Aun con todo lo expuesto en el párrafo anterior, hay que reconocer el esfuerzo de Dark Energy por intentar ofrecer un producto puntero tecnológicamente en un mercado, el de la distribución de juegos digitales, que no se prodiga en estas lides. Hydrophobia no compite con juegos indie típicos donde predomina un desarrollo ingenioso a costa de una parte técnica más limitada, sino que va un paso más allá e intenta adentrarse en el selecto grupo de juegos triple A a precio de descarga digital. Como he dicho, gráfica y sonoramente el juego luce bien, el problema está en que lo primordial, la jugabilidad, ha quedado por debajo de la técnica, y eso termina pasándole factura a la hora de valorarlo. La aventura puede durar perfectamente 6 horas en dificultad media lo que unido al ajustado precio al que se puede encontrar, hace que sea un juego muy apetecible a pesar de los altibajos comentados.

LO MEJOR
La física del agua y su implementación es excelente.
Técnicamente es un juego cuidado.
Relación duración/precio.

LO PEOR
El control del personaje no está depurado.
La mejor habilidad de Kate sólo está disponible al final.
La traducción de los subtítulos es más que dudosa.

6/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s