CLÁSICO – Prehistorik

SIMPLE COMO UN CAVERNÍCOLA

Los primeros años de la década de los 90 estuvieron plagados de arcades y plataformas 2D de todo tipo. No en vano era el trabajo para el que estaban diseñadas las máquinas de aquella época, los ordenadores Amiga, Atari y las consolas de 16 bits mostraban su poderío en entornos plagados de sprites con diferentes fondos de scroll que daban una cierta sensación de profundidad. En este hábitat se fraguaron auténticas obras maestras de gran complejidad tanto técnica como jugable, pero Prehistorik, el juego del que os quiero hablar, no fue tan lejos. Lanzado en el año 1991 por la compañía Titus para PC, Amiga, Atari ST y Amstrad CPC, se trata de un arcade simple salpicado de un gran sentido del humor, y cuya mayor virtud es la de hacernos pasar un buen rato en los apenas 700 kb que ocupa.


Como de su nombre podéis adivinar, Prehistorik nos traslada unos cuantos cientos de miles de años atrás en el tiempo, para controlar a un neanderthal cuya única preocupación es alimentarse a lo largo de inhóspitos escenarios plagados de criaturas salvajes como dinosaurios, arañas gigantes o serpientes venenosas. El desarrollo del juego apuesta por la simpleza, basta con guiar al protagonista pantalla a pantalla acumulando comida, ya sea a base de garrotazo y tentetieso o recogiéndola si está suelta, así hasta conseguir rellenar una barra de comida antes de finalizar el nivel. Además, existe un límite de tiempo para superar cada escenario, por lo que tampoco puedes entretenerte demasiado o perderás una vida. Las armas y mejoras son muy limitadas, al principio cuentas únicamente con un garrote, que aunque suficiente para acabar la aventura, requiere de muchos golpes para aniquilar determinados enemigos. En las cuevas podrás encontrar, aparte de vidas extra y tiempo, hachas y “muelles” que mejoran la capacidad de ataque y salto del protagonista. Como veis, todo muy sencillo pero suficiente para completar un apartado jugable apañado, y sobre todo, divertido.


Prehistorik vuelve a hacer gala de su simplicidad en el apartado técnico. Gráficos coloristas, músicas pegadizas y animaciones graciosas son las principales bazas técnicas de este juego, en el que por otro lado se echa en falta un scroll en vez de un desarrollo pantalla a pantalla, y alguna que otra escena animada o ilustración que sirva de nexo de unión entre los niveles. Respecto a las versiones lanzadas en 16 bits, PC y Amiga son prácticamente calcadas. La primera cuenta con algo más de colorido y velocidad, mientras que la segunda hace gala de un mejor sonido. El juego consta de 7 niveles divididos en 4 escenarios principales y 3 enemigos finales de gran tamaño, que por otro lado son muy sencillos de aniquilar. Dentro del hecho de que Prehistorik es un juego sencillo, el que la versión para PC sea algo más rápida hace que el nivel de dificultad sea mayor que en el ordenador de Commodore, y por lo tanto, es la versión que yo recomendaría. No es Prehistorik uno de los grandes arcades clásicos de los años 90, de hecho fue ampliamente superado por juegos de temática similar el mismo año como Chuck & Rock o Caveman Ninja. Sin embargo lo recuerdo como un juego entrañable, sin demasiadas pretensiones pero bien planteado y muy adictivo. Un juego que bien merece ser disfrutado aún hoy en día.

LO MEJOR
Gráficos sencillos pero simpáticos.
Desarrollo simple y adictivo.

LO PEOR
Se echa en falta más variedad de armas y mejoras.
Demasiado sencillo, sobre todo en Amiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s